lunes, 10 de junio de 2013

"Otro beta"

Cuando la cultura de un país, o un estado, o tan sólo de una Urbanización o Barrio; se ve ligada a la politiquería del mismo, las relaciones interpersonales de la misma cultura se ven mermadas.

Esto viene a mi participación, o inicios de ella, en la idea del llamado "Otro beta"; dónde se actuará en son de la cultura urbana, o underground; además de la integración de las cultura completa, en ambas aplican cosas como: grafitti; skate, BMX, música (hip-hop, rap, rock, reggae, salsa, tambor, etc), danza (que aplica todo tipo de baile), breakdance, deportes (fútbol, basketball, beisbol, frisby, etc), juegos tradicionales (trompo, metras, pelotica de goma, etc); teatro, poesía, marionetas, pintura. En general diría que artes de todo tipo, incluida la urbana, recuerdo.

Todo suena hermoso, ideas que llevan al joven de la sociedad a salirse de caminos de violencia o drogas, caminos que dañan sus vidas. Ideas que a la final forman colectivos, colectivos que forjan amistades y hasta uniones que parecen familiares. Colectivos e ideas que pueden unir personas que antes parecían diferentes bajo un mismo objetivo, la revolución de lo juvenil ante un sistema que reprime sus sueños, sueños de expresar su arte gráfica o escrita, su música y sus maneras de expresión artística. 

Hemos llegado a un punto tal que algunos de Uds. al leer la palabra "revolución" lo habéis asociado al movimiento "socialista" del ex- presidente Chavez, y con el mismo del señor Maduro. Llegado a punto en que estamos tan sumergido en políticas que esta palabra, "revolución", que no es más que la rebelión ante algún sistema y/o regimiento, algún cambio ya sea social, económico, político u otro. A tal punto en que asociaron, y aquí me excluyo, la cultura, como es "Otro beta", con la politiquería, con la revolución "socialista" del ex- presidente Chavez y del señor Maduro. A tal punto que el movimiento que nos mostraron como algo cultural, algo también de alguna forma social, ya que ayuda a sacar a jóvenes de los caminos de la violencia y la droga, lo han ligado con movimientos izquierdistas y revolucionarios, no más que políticas. 

Por eso les escribo que la cultura es de todos, es un ambiente que implica tanto al izquierdista como al derechista, al chavista como al democrático, tanto al joven de barrio como al joven de ciudad, tanto al joven heterosexual como al homosexual, al católico, evangélico, musulmán, judío y al ateo o agnóstico, un movimiento cultural que debe implicar a todos y cada uno de los jóvenes sin preguntar de donde son, que idea tienen, que sexualidad, que religión y tantas preguntas que lastiman la dignidad del mismo.

Un movimiento que hará unir a los jóvenes bajo un mismo "techo" de tolerancia y comprensión, de unidad fraternal, de amor y cariño entre nosotros mismos, pienso que eso debe ser "Otro beta", o así debe ser "Otro beta; Flor Amarillo".

Por eso les pido, promovamos la tolerancia y las unidad de nosotros mismos, y afuera la política de la cultura. 

¡Otro beta es posible, Valencia!

Escrito por Sergio Molinatti, su servidor, sin petición alguna de nadie. 

3 comentarios:

  1. Cuál es el objetivo final del movimiento? Dijo que la cultura actual "trunca los sueños" de los jóvenes, entonces cómo hace realidad esos sueños con esta propuesta? Sin duda la cultura es un motor unificador pero desde el individuo hasta la sociedad en su conjunto deben transformar su background cultural en hechos concretos.

    ResponderEliminar